¿Qué pasa si me voy del país y dejo deudas?

<span class="small-gray-text">Por:  </span>Jonathan W.

Por: Jonathan W.

Actualizado: 23/10/2023

Qué pasa si me voy del país y dejo deudas

Nota editorial: Algunos productos mencionados pueden compensarnos. Esto no afecta nuestra evaluación editorial.

¿Estás sobreendeudado? ¿Has pensado en medidas desesperadas?, llegando al punto de preguntarte “¿Qué pasa si me voy del país y dejo deudas?”

Las deudas son parte de la vida de la mayoría de las personas en su vida adulta. Y la verdad es que, independientemente de tu perfil laboral, ya seas empleado o tengas tu propio negocio o  emprendimiento, las deudas muy probablemente serán parte de tu vida (para bien o para mal) y es imperativo saber manejarlas.

Qué pasa si me voy del país y dejo deudas

En este sentido, la idea de quitarte las deudas que tienes pendientes simplemente saliendo del país suena tentadora.

Quizá muchos lo hayan considerado: “Bueno, ¿por qué no irme y dejar todo atrás, comenzar desde cero?”.

La realidad, es que esto no es tan sencillo y tiene repercusiones que puede que sean importantes dependiendo de cuál sea tu panorama o si tu decisión es a largo o corto plazo.

Para cuando termines este artículo, vas a poder responder y entender a detalle la pregunta: “¿Qué pasa si me voy del país y dejo deudas'”, y todo lo que implica. Sin más, empecemos.

¿Qué pasa si me voy del país y dejo deudas?

Muy bien, la primera pregunta o duda que quizá te surja es si esto es siquiera posible. Si estás ahogado en deudas, puede que esta sea una opción bastante tentativa.

Técnicamente, nada le pasa a tus deudas si te mudas a otro país, las deudas seguirán ahí en tu país de origen.

Tus acreedores, mientras tanto, harán todo lo posible dentro del marco de la ley para hacer que pagues, y esto incluye eventualmente demandarte judicialmente. 

En Estados Unidos, las mismas podrán reflejarse en tu historial de crédito hasta por siete años. Ahora bien, debes saber que las deudas caducan. 

Y en solo algunos casos, como en casos de estafa, o cierto tipo de obligaciones con el estado, podrían llevarte a la cárcel; pero esto sucede solo en muy pocas excepciones.

Pero en general, cuando uno de tus acreedores te demande, por ley puede que se les otorgue la disponibilidad de retener parte de tu salario, o incluso de vender tus activos (como la casa y el carro) en una subasta para así obtener su dinero de vuelta.

En este sentido, básicamente tienes que pensar si esta estrategia de irte del país realmente funcionaría.

Por ejemplo, si tienes deudas que no quieres pagar de tus tarjetas de crédito, puede que te preguntes: “¿Qué pasa si dejas de pagar las tarjetas de crédito?”.

Si te vas del país y dejas atrás una casa, debes saber que el acreedor podría eventualmente hacer, por medios legales, que sea confiscada y vendida. 

Más allá de eso, recuerda que la deuda en cuestión puede seguir creciendo como consecuencia del cobro de intereses. ¿Te graduaste de la universidad con una gigantesca deuda y quieres vivir tu sueño de ejercer tu profesión en otro país? ¡No tan rápido! 

¿Qué pasará con mis deudas si me muevo a otro país?

Como ya mencionamos, las deudas de tu país de origen permanecerán ahí activas y puede que sigan creciendo con base en los intereses.

Quizá te preguntes: ¿qué pasa si debo dinero en Estados Unidos? Pueden pasar dos cosas:

  • Por una parte, si tienes una deuda estudiantil, la misma seguirá activa y crecerá por sus intereses.
  • Además, tu puntaje crediticio se irá al suelo como consecuencia del impago y será complicado limpiarlo.

Y esto hará que cualquier préstamo que quieras pedir en el futuro, así como si buscas rentar un apartamento o conseguir cierto tipo de trabajos, sea más complicado de conseguir.

  • Adicional a esto, ignorar tu deuda puede que haga que tu pasaporte sea revocado (sí, aún estando en el exterior).

Esto te hará imposible seguir viajando (a menos que tengas otro pasaporte). Si esto te pasa, el IRS te puede dar un pasaporte temporal solo para que puedas regresar; eso si eres nacional.

  • Pero, si eres residente o turista y dejas una deuda en Estados Unidos, esto será considerado como carga pública, lo que podría tener consecuencias migratorias y quizá, la negación de ingreso de nuevo al país o menos posibilidades de adquirir la residencia en el país

Ahora bien, con respecto a la posible comunicación de los acreedores, debes saber que no te pueden amenazar con violencia, usar lenguaje obsceno o decir que te meterán preso. 

Si te preguntas: ¿me pueden obligar a pagar una deuda? La respuesta es que no. Solo pueden tomar vías legales para tratar de cobrar, pero ninguna vía con base en la violencia.

Por otra parte, si deseas que el cobrador deje de contactarte, se lo puedes hacer saber y no lo hará más. No obstante, te comunicará cuáles serán sus siguientes pasos para tratar de cobrar la deuda.

Además, según tus derechos como deudor, un acreedor no te puede contactar antes de las 8am o después de las 9pm (a menos que lo acuerdes). 

Por qué no es buena idea abandonar tus deudas

Ahora que sabemos qué pasa si me voy del país y dejo deudas, podemos decir que abandonarlas definitivamente no es una buena idea por tres razones principales.

Por qué no es buena idea abandonar tus deudas

1. La primera razón, es que se afectará severamente tu puntaje crediticio en tu país de origen. Y si crees que eso no te afectará en tu país destino, puede que te equivoques.

Al momento de migrar a otro país, el país destino muy probablemente te pida información de tu estado financiero, lo cual incluye tu puntaje crediticio.

Si tienes un mal puntaje, esto puede hacer que te nieguen el derecho a la entrada por considerar que estás huyendo de las deudas en tu país de origen.

2. Segundo, migrar supone un gasto importante de dinero (que puede que no tengas en primer lugar). No solo son los gastos del traslado. Son los gastos referentes a obtener el permiso migratorio para estar en el país destino.

3. Tercero, empezarás de cero. Esto quiere decir que en el país destino tendrás que trabajar como nuevo para poder construir tu puntaje crediticio, lo cual hace más complicado obtener una hipoteca o un carro con crédito.

¿Qué estrategia seguir?

Ahora que ya sabemos qué pasa si me voy del país y dejo deudas, podemos llegar a la conclusión de que no es la mejor opción.

En cambio, podrías ejecutar una estrategia consistente en 5 sencillos pasos:

Qué estrategia seguir para pagar tus deudas

1

Haz un presupuesto de gastos mensuales

Quizá ya hayas escuchado que lo que no se mide, no se controla.

Si no sabes exactamente cuánto dinero entra a tu vida y cuánto sale, te será imposible administrarte correctamente.

El primer paso consiste en hacer un presupuesto y seguirlo. En este, debes incluir los montos mensuales destinados a pagar tus deudas.

2

Prioriza para las deudas de menor monto primero

Esto depende de cada persona, claro, pero pagar las deudas de menor monto ocasionará un efecto psicológico de que ves que tus deudas se reducen rápidamente.

Esto podría motivarte a mantener la estrategia.

3

Ten un fondo de emergencia

Este paso no solamente lo deberías hacer si tienes deudas. Lo deberías hacer siempre.

Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que representa tus gastos totales. 

Si tienes, por ejemplo, un fondo de emergencias equivalente a 6 meses de tus gastos, no te preocuparás si en algún momento tienes una emergencia (carro dañado, enfermedad de tu mascota, tubería rota, etc), ya que podrás sacar dinero de ese fondo y evitar pedir dinero prestado.

 

4

Busca tener más de una fuente de ingreso

 Tener una fuente de ingreso te hará sumamente vulnerable ya que en caso de que la pierdas, se te dificultará hacer frente a tus obligaciones (más, si no tienes el fondo de emergencias).

5

Negocia con tus acreedores

Si tus acreedores comprueban que tienes serias dificultades en pagar de vuelta, es probable que tomen la decisión de reducir tus deudas o ayudarte a establecer un plan de pagos que se adapte mejor a ti. 

Al fin y al cabo, quieren que les pagues y seguramente prefieren negociar a que decidas irte y no pagarles, lo cual sería tedioso para ellos.

Dudas frecuentes

1. ¿Me pueden obligar a pagar mi deuda?

No, los acreedores pueden tomar acciones (siempre en el marco de la ley) que les permita obtener su dinero de vuelta: como vender tu casa, retener parte de tu salario mensual y vender tu carro. No obstante, no pueden obligarte por medio de la violencia.

2. ¿Si tomo la decisión de irme, puedo regresar?

Por supuesto, pero las deudas ahí seguirán. Tienes que ser sumamente cuidadoso en tomar esta decisión: ¿Es algo a largo plazo o corto plazo?

Conclusión:

En este artículo, entendimos qué pasa si me voy del país y dejo deudas, cuáles podrían ser las consecuencias para ti y, sobre todo, cuál es una buena estrategia para pagar tus deudas. S

i parece que es imposible salir de tus deudas, ¡no te preocupes! Recuerda que en Superdinero te ofrecemos información financiera y asistencia profesional gratuita en el área de préstamos. Seguramente, te podremos ayudar.

<span class="small-gray-text">Por:  </span>Jonathan W.

Por: Jonathan W.

Jonathan es licenciado en finanzas de la universidad de Florida State University. Cuenta con más de 10 años de experiencia en temas financieros dentro de Estados Unidos como préstamos personales, tarjetas de crédito, préstamos para negocios y consolidaciones de deudas.

¿Te gustó este contenido?

Califíquenos

4.4 / 5. Recuento de votos: 11

Comparte esta noticia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *